viernes, 26 de noviembre de 2010

IMPORTANCIA DE UNA ALIMENTACIÓN

Estamos ante un período muy oportuno para inculcar y asentar en el niño unas correctas costumbres nutricionales y alimenticias. Esas buenas costumbres son, por ejemplo, la importancia del desayuno, lo esencial del consumo de frutas y verduras, horarios de comidas establecidos, limitar el consumo de comida poco saludable,...
El desayuno es esencial para esta edad y para cualquiera. Acostumbrar desde la edad temprana al niño a tomar un desayuno rico, le proporciona una buena base para un saludable equilibrio alimenticio posterior. Mediante el desayuno le permitimos al organismo rellenar completamente la energía tras el ayuno nocturno. Además, es indispensable para poder responder bien a las obligaciones escolares del día que se avecina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada